Plaza de España 11, Calatayud (Zaragoza)

Y se hizo la luz: contaminación lumínica en Calatayud

Y se hizo la luz: contaminación lumínica en Calatayud
01/12/2010 Carlos de la Fuente

Focos iluminación conjunto fortificado CalatayudFoto de Calatayud nocturno. Contaminación lumínicaAcercándose están las fechas navideñas y el autor de este blog (al que le gustan estas fiestas una barbaridad) contempla como ya se empieza a inaugurar el alumbrado en muchas ciudades para alegrar las calles, animar a los compradores y hacer las delicias de amantes y detractores de estos dichosos días.Quizá con la opinión que voy a expresar ahora mucha gente votará en mi contra pero… ¡allá va! como la sota de copas; pues bien, de unos años a esta parte la restauración y conservación de un monumento va irremediablemente unida a su iluminación; tanto los alcaldes, como las diputaciones y gobiernos de diversa índole gastan miles de perras en adecentar lumínicamente cualquier torre, ruina, templo o conjunto fortificado como si nos fuera la vida en ello.Hace poco, en uno de mis viajes en tren, pude constatar que la mayoría de los pueblos de la comarca: Terrer, Castejón de las Armas, Ariza etc presentan alguno de sus edificios emblemáticos con algún tipo de luminaria y Calatayud como cabecera no podía ser menos con los quebraderos de cabeza que produce de robos de cable etc y yo me pregunto ¿es tan sumamente importante iluminar una muralla en invierno a las doce de la noche como pasa en Calatayud?¿no nos dicen por activa y por pasiva que es necesario el ahorro energético?¿es tan necesario iluminar un monumento cuya estructura está dañada en muchos casos y «no hay» dinero para restaurarlo?; yo de veras que como «observador» pienso que todo ese dinero que podríamos ahorrar en la iluminación de nuestras iglesias y castillos podríamos invertirlo en arreglar lo poco que nos están dejando las ansias de modernidad de nuestros conciudadanos, y por que no, me encantaría poder contemplar el cielo de Calatayud como cuando era pequeño con estrellas, luna y demás cuerpos celestes. A veces, cuando venían familiares de Madrid nos envidiaban por una cosa tan sencilla como poder contemplar la belleza del firmamento y les aseguro que no imagino escuchar ese bello poema sinfónico de «Una noche en Calatayud» sin poder contemplar el cielo estrellado de fondo y la torre de santa María iluminada por una ténue farola.Les prometo que vende más un cielo libre de contaminación lumínica que todas las bombillas de esta bendita tierra.

(Fotos tomadas de Bilbilitanos.foroactivo y de castillosdearagon.es)

Comentarios (2)

  1. todavía seguimos creyéndonos nuevos ricos… y luego que no sabemos hasta cuando va a durar la crisis… Pues hasta que nos enteremos de qué va ESTO!!!

  2. Ya…ahora los ataques los hacen los mercados, parece todo tan lejano…nos dicen en nuestra cara que nuestra labor para que vaya un país es consumir…le tenemos demasiado amor a las cosas como para dejar de ser unos esclavos

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*