Plaza de España 11, Calatayud (Zaragoza)

Calatayud parada y fonda

Calatayud parada y fonda
14/12/2009 Carlos de la Fuente

Fonda del Pilar de Calatayud
Cuando paso por delante de esta fonda del Pilar (hoy hospedería) me da por pensar siempre en el gran nudo de comunicaciones que ha significado Calatayud a lo largo de toda su historia, decenas de establecimientos de hostelería han intentado siempre dar al viajero cansado un reposo y una atención que nos ha hecho ganar la merecida fama de gente hospitalaria; no en vano, una de los personajes más carácterísticos de nuestra ciudad es la Dolores que en el “Mesón de la Gaspara”(título ficticio de la muy castiza posada de san Antón) repartía favores a diestro y siniestro.Sin embargo, y sin hacer de menos a los otros de los que trataremos más adelante, esta hospedería tiene un encanto especial: aparte de tener detrás de sus muros una historia larga ha sabido combinar a la perfección el pasado con el presente, conservar, restaurar con tipismo, sin añadir muros de hormigón ni mármoles cara vista sino con el ladrillo, el azulete, el arco,los sillares, los portones y los interiores del Calatayud de siempre, balcones grandes, alero que sobresale lo suficiente como para mostrarnos una sencilla decoración, el empedrado de su patio, su escalera…

Ahora nuestra ciudad ha perdido gran parte de esa importancia y ya no es el nudo de comunicaciones de siempre y el encontrarnos entre Madrid y nuestra “gran Zaragoza” que siempre quiere lo mejor para el resto de los aragoneses, nos ha permitido no desaparecer del todo.
A veces veo el empeño de nuestra sociedad por la sostenibilidad, por ahorrar cuatro gotas para erigirse en adalides de la ecología, en el cambio del modelo económico… pero nuestros ferrocarriles han muerto( Santander-Mediterráneo, Ariza-Valladolid…), la vertebración territorial es inexistente y sólo se piensa en construir carreteras (vaya forma de cambiar el modelo económico, con el “bendito”automóvil siempre disponiendo de vida y haciendas) que no sirven para nada ( Daroca-Calatayud) para callar la mala conciencia de no haber sabido invertir con inteligencia en una Comunidad de Calatayud que se muere de tristeza y de despoblación y que deja que automáticamente pierda un poquito más de lo que fue. Que vuelvan los trenes ¿no creen?…pero que paren en los pueblos.

–>

Sin comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*